Medicina UV inaugura año académico con Jornada de Migración y Salud

La actividad permitió dar a conocer la Política de Salud de Migrantes Internacionales, el rol de los facilitadores interculturales y los desafíos que enfrentan a diario los equipos de salud para dar respuesta a la población migrante.

Migración y salud fue el tema escogido este año por la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Campus San Felipe, para la inauguración de su año académico 2018, al cual dedicó una jornada de medio día a través de diferentes expositores.

 

La actividad surge en respuesta al fenómeno migratorio que registra nuestro país y también Aconcagua, y como una forma de aportar desde el diálogo, compartiendo información, políticas públicas y buenas prácticas en salud.

 

En sus palabras de bienvenida, la jefa de carrera de Medicina campus San Felipe, doctora Ana María Julio, señaló que “este es un tema del cual queremos ser parte, aportando desde la academia”. Mencionó que, adicionalmente, la Escuela comenzó a dictar un curso en modalidad semipresencial dirigido a los profesionales del sector salud, denominado “Migración y Salud: Perspectiva desde los Determinantes Sociales de la Salud”, y esperan ofrecer el electivo de creole a los estudiantes de medicina, para que puedan comunicarse de mejor forma con los usuarios del sistema de salud.

 

La jornada convocó al antropólogo social de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, México, y docente de Medicina UV, Cristian Torres, con el tema “Migración y Salud en el mundo globalizado”. En su exposición, el profesor dio cuenta de los procesos migratorios desde los orígenes de la humanidad, así como los motivos para migrar a lo largo de los siglos. “En los próximos años, factores como las disparidades demográficas, cambio climático, nueva dinámica de la política y la economía mundial, las revoluciones tecnológicas y las redes sociales, serán clave en el nuevo rostro de la migración”, expuso.

 

Nueva Política

 

En tanto, David Mally, encargado de Migraciones y Trata de Personas del Servicio de Salud Aconcagua, dio a conocer la nueva Política de Salud de Migrantes Internacionales que emanó en octubre de 2017 del Ministerio de Salud, y detalló los pilares y principios, así como normas y estándares internacionales que ésta recoge.

 

El sociólogo explicó que el valle de Aconcagua ha registrado un aumento de la población inmigrante del 300% durante los últimos cuatro años. “Los flujos migratorios son peruano-boliviano, colombianos entre 2012 y 2014, y haitianos, entre los años 2016 y 2017”, detalló.

 

En relación a los determinantes sociales de la salud, Mally advirtió de una situación laboral precaria, asentamiento en cites de zonas céntricas y en cordones periféricos de vulnerabilidad socioeconómica y habitacional, y hacinamiento crítico en sectores rurales.

 

Agregó que los migrantes que arriban corresponden en promedio a hombres jóvenes y sanos, pero “al pasar el tiempo son los que peores indicadores de salud poseen”.

 

Interculturalidad e integralidad

 

Posteriormente, el doctor Jean Telo Noël, médico general haitiano y facilitador intercultural del Hospital de Urgencia Asistencia Pública (HUAP) explicó su rol como facilitador y cómo trabajan en equipo en la Oficina de Integración del centro asistencial capitalino. Además, compartió la realidad que viven en el HUAP a través del ejercicio de casos clínicos de algunos usuarios. “Chile está en el momento adecuado para ser más desarrollado si aprovecha la multiculturalidad de los migrantes”, opinó.

 

El médico sostuvo que “la salud es algo integral; los futuros médicos van a enfrentar casos así, con pacientes con una cosmovisión diferente. Creo que este espacio de intercambiar ideas es piedra angular en la formación académica de estos nuevos profesionales”, expresó.

 

Finalmente la trabajadora social Natali Ahumada, encargada de participación social del Cesfam San Felipe El Real, compartió cómo han enfrentado el fenómeno migratorio en el centro de salud, especialmente de población haitiana.

 

“La migración es una realidad en nuestra comuna, es diversa, está cruzada por determinantes sociales, nos plantea un desafío no un problema y necesita del abordaje intersectorial”, dijo.

 

La jornada fue ampliamente valorada. Así lo expresó el estudiante de primer año, Benajmín González, quien señaló que la jornada trató temas de la realidad que estamos viviendo como país. “Creo que es muy rico en información tener testimonios de extranjeros, porque nos da la opción de formarnos nuestra opinión correctamente y no sólo lo que nos informan los medios o la influencia de nuestros juicios de valor”, agregó.

 

Por su parte David Mally indicó que el prejuicio no se adquiere en el Cesfam ni en el Hospital, sino que es una construcción social que tiene distintos momentos. “Si la universidad se hace cargo de formar desde la interculturalidad e integralidad a estos protomédicos, nos aseguramos que en unos años más tengamos una apertura y ese racismo institucional (del que hablaba un asistente) esté en retirada. Y eso es maravilloso”.

 

Publicado miércoles 09 de mayo de 2018