Escuela de Medicina abordó problema de migración y salud en IV Encuentro con Empleadores

Con una charla acerca de migración y salud, la Escuela de Medicina desarrolló el IV Encuentro con Empleadores del Valle de Aconcagua. La actividad tenía por objeto propiciar una instancia de vinculación con empleadores otorgando un espacio de reflexión sobre el tema de migración y salud como un problema de salud pública emergente en el valle de Aconcagua.

 

La conferencia fue dictada por el antropólogo social mexicano y pasante de la Escuela, Cristian Torres. El investigador se ha centrado desde hace 15 años en el tema de la migración. Desde su trabajo en el Instituto Nacional de Salud Pública de México colaboró con el Ministerio de Salud de Chile en la elaboración de la Política de Salud de Migrantes Internacionales en Chile, la cual será dada a conocer próximamente por las autoridades de salud.

Al encuentro acudieron empleadores de centros de salud familiar de algunas comunas de las provincias de Los Andes y San Felipe, además de representantes de la labor docente asistencial del Hospital San Juan de Dios de Los Andes y del Hospital Psiquiátrico Philippe Pinel. Por parte de la Escuela de Medicina participó la jefa de Carrera, doctora Ana María Julio; el equipo de Vinculación con el Medio, a través de las docentes de Vinculación y Seguimiento de Empleadores y Titulados, profesoras Daisy Iturrieta, Daniela Di Prima y Victoria Hadad; y la docente a cargo de Capacitación, profesora Carmen Aravena.

En la bienvenida, la doctora Ana María Julio, expresó que “como Escuela de Medicina creemos que podemos colaborar en la problemática de migración y salud, una situación a la que se ven enfrentados ustedes como equipos de salud y lo están viviendo nuestros estudiantes también en los campos clínicos”.

El investigador mexicano dio cuenta de la realidad que ha experimentado el país de Norteamérica y dio cuenta de un proyecto que desarrolló en México acerca de las determinantes sociales y vulnerabilidades a las que están expuestos los migrantes en tránsito.

Posteriormente, los empleadores expusieron las diferentes dificultades que enfrentan en el día a día con la población haitiana, principalmente por la barrera idiomática, diferencias culturales en materia de gestantes, recién nacido y lactantes, pautas chilenas de crecimiento, peso y desarrollo psicomotor que no se ajustan a niños haitianos, enfermedades prevalentes, farmacología distinta, esquema de vacunación y enfermedades infectocontagiosas.

La reflexión generalizada fue que los equipos de salud no están preparados para atender a esta población de migrantes que tiene derecho a la salud. Como primera medida paliativa, algunos centros de salud familiar, así como el Hospital San Camilo de San Felipe, han contratado facilitadores culturales que permita la comunicación de sus equipos con los usuarios haitianos.

Al respecto, los distintos empleadores coincidieron que la Escuela de Medicina debe tener un rol facilitador y colaborativo en este proceso de adaptación, a través de actividades de capacitación, extensión e investigación, así como preparar a los futuros profesionales que atenderán a esta población inmigrante que llegó buscando una mejor calidad de vida en Aconcagua.

 

Publicado jueves 23 de noviembre de 2017