ttmedicina

Treinta y cinco nuevos egresados se titularon de médicos cirujanos

ttmedicinaEn una solemne ceremonia, se graduaron y titularon 35 médicos cirujanos, que corresponden a la tercera promoción de egresados de la carrera de Medicina del Campus San Felipe de la Universidad de Valparaíso.

La actividad fue presidida por el decano de la Facultad de Medicina, doctor Antonio Orellana Tobar; el director de la Escuela de Medicina, doctor Cristian Salazar Zencovich, y la jefa de carrera del Campus San Felipe, doctora Ana María Julio.

Además, estuvieron presentes el presidente del Colegio Médico de Chile, Consejo Regional Valparaíso, doctor Juan Eurolo Montecino; la directora de Salud Municipal de San Felipe, Yenny Henríquez, y el presidente del Centro de Estudiantes de la carrera de Medicina del Campus San Felipe, Nicolás Foncea Cortés.

En una ceremonia marcada por simbolismos, Cristián Salazar y Ana María Julio entregaron los grados académicos y los títulos de médicos cirujanos a los 35 nuevos profesionales.

Luego, se procedió a la entrega de distinciones a los nuevos médicos. En esta ocasión, el premio Facultad de Medicina recayó en Romina Ovalle Alcaíno, quien obtuvo la nota más alta de título de su promoción y una beca de honor para seguir estudios de postítulo.

La profesional también recibió el premio Medicina Social, que entrega la Asociación Latinoamericana de Medicina Social, en la que se reconoce a quien durante el transcurso de su formación tuvo una actitud de compromiso con el trabajo comunitario.

El premio Escuela de Medicina, que se entrega a los alumnos que obtuvieron las notas más altas en los internados de Cirugía, Medicina, Pediatría, Obstetricia y Ginecología, recayó en Pabla Cataldo Villarroel, Juan Casas Muñoz y Gabriela Machuca Contreras, quienes obtuvieron el tercer lugar, mientras que el segundo lugar fue para Hugo Fuentes Hermosilla y el primer lugar para José Chahuán Serrano.

Por segundo año, se entregó el premio “Profesor Luis Maldonado Cortés”, que recibe el egresado que reúne todas las características personales para transformarse en un médico integral y que es elegido por los integrantes de su promoción, el que recayó en Hugo Fuentes Hermosilla.

El Colegio Médico Regional Valparaíso reconoció a Cristián Gálvez Araya por su compromiso gremial, tras haber participado en una de las directivas del Centro de Alumnos de la carrera de Medicina.

Tras esto, el presidente del capítulo regional, Juan Eurolo, procedió a tomar el juramento hipocrático a los 35 nuevos profesionales, con el que asumen un compromiso de respeto y colaboración hacia quienes los necesitan.

Al término de la ceremonia, el director de la Escuela de Medicina, Cristian Salazar, resaltó el compromiso de honor y responsabilidad que asumen desde ahora los nuevos profesionales, “quienes deberán ser garantes de una tradición ancestral de entrega y servicio de la medicina hacia los más necesitados”.

“Ellos han sido testigos de los profundos cambios que ha enfrentado la Universidad, participaron en la búsqueda de estrategias para enfrentar la innovación curricular. Sus aportes y esfuerzos nos ayudaron a mantener el nivel de excelencia que esta institución tiene en el país”, sostuvo.

Sobre lo mismo, Salazar manifestó que no en vano se tiene el honor de ser la primera Escuela de Medicina de regiones, “una de las mejores a nivel nacional y una de las universidades con mayor número de especialidades médicas acreditadas, sumado al compromiso de nuestros académicos”.

“Por eso, el concepto final que transmitimos es que se dediquen a sus pacientes, sean humildes en el éxito, sinceros en la duda, autocríticos en el error y, por sobre todo, humanitarios, sólo así podrán otorgar la medicina que tanto necesita el país”, sentenció.

A nombre de los egresados, Gabriela Rodríguez recordó que no fueron años fáciles. “Muchas veces, nos tocó luchar para tener aquello que necesitábamos, pero gracias a que esta carrera la construimos juntos, somos más grandes y mejores, cada uno líder a su manera, cada cual con el sello que nos caracteriza”, dijo.

“Fuimos fundadores de la Escuela de Medicina en este hermoso valle; por eso, la finalización de esta etapa no ha sido sólo mérito nuestro: detrás de nosotros hay una familia que nos respalda y que nos ayudó en este largo proyecto, pero que también significó que San Felipe se transformara en el lugar en que debíamos formarnos, como buenos médicos y como grandes personas”, concluyó.