EscuelaLideres

Con alto interés de estudiantes se inició VI Escuela de Líderes

Consolidando nuevamente una alto interés; 60 estudiantes secundarios participan en la VI Escuela de Líderes, iniciativa que desarrollan en conjunto el campus San Felipe de la Universidad de Valparaíso, la Oficina de Protección de los Derechos de la Infancia y Adolescencia (OPD) y el municipio local.

La iniciativa entrega herramientas para potenciar a quienes se desenvuelven como líderes al interior de sus colegios o en otras organizaciones sociales, mejorando sus capacidades y habilidades individuales como colectivas.

Entendiendo el impacto que esta iniciativa ha provocado durante los cinco años anteriores, se aumentó de 10 a 14 talleres, entre los que se incluyen: movimientos sociales, diseño de proyectos, trabajo en equipo, discurso, oratoria, manejo escénico y estrategias comunicacionales.

La jefa de la unidad de prevención, participación y gestión local del Servicio Nacional del Menor (SENAME), Paula Urzúa, reafirmó el concepto de entregar habilidades para desarrollar el máximo potencial de los jóvenes. “Lo que buscamos es sacar lo mejor de ellos para que puedan también influir en los demás”.

“Todo esto es una forma de prevenir la vulneración de los derechos de los niños. De qué forma los vamos encausando para que participen y no estén en la calles, incorporándose así en actividades que son fructíferas para ellos”, sostuvo.

Mientras que la directora del campus San Felipe, María Angélica Colvin, manifestó que esto es el reflejo de la política de vinculación con el medio que se desarrolla en Aconcagua por parte de la UV.

“Nos relacionamos con nuestro entorno y disponemos de docentes que imparten algunos de los talleres que contempla la escuela, permitiéndonos profundizar estos lazos de interrelación”, comentó.

Finalmente, la coordinadora de la OPD, Francisca Hidalgo, manifestó que la idea es entregarles herramientas básicas que fortalezcan su liderazgo, “con el objetivo que ellos se empoderen del rol de ciudadanos que les cabe”.

“Los niños dejan de hacer sus cosas y aprovechan su tiempo libre para ser parte de esta idea que queremos que sea transformadora y que sirva de influencia en los cambios que requiere esta sociedad, reconociéndolos como actores claves de la comuna y del valle”, subrayó.